Vargas Llosa. “Dejé una Piura muy chiquita, pero ahora es para mí importante ver cómo se está desarrollando”

Tania Elías.
Diario El Tiempo – Piura. 

La Piura de Vargas Llosa no es la misma en la que él vivió. A pesar de ello, hay algo que se mantiene y en una reciprocidad cómplice: el cariño de la ciudad hacia el reconocido escritor y la nostalgia de este por la ciudad que marcó su vida en el poco tiempo que creció en ella. Hoy reconoce que Piura está a la vanguardia del progreso nacional y esa modernidad será el escenario parcial de su nueva novela, en la que no faltará Lituma.

Mario Vargas Llosa se asoma por el portón del aeropuerto y unas voces empiezan a aclamarle. El escritor sonríe, saluda a lo lejos y sorprende al grupo que le da la bienvenida, acercándose pacientemente a los jóvenes de la UNP que le aplauden.

Les estrecha la mano, les firma un autógrafo, intenta escuchar a quienes se le acercan más de lo permitido para tratar de comprender los mensajes. A su lado, la siempre paciente Patricia Llosa, su esposa, le acompaña. Un poco más allá, el también reconocido cineasta, Luis Llosa.

Son las 12 del día y el escritor ha llegado a Piura. “Dejé una ciudad muy chiquitita… ha crecido enormemente en estos años y ahora quiero recorrerla”, dice en sus primeras impresiones. A diferencia de su última visita, en el 2009, ahora tiene más de seis horas para reencontrarse con Piura.

El deseo que deja entrever en la mirada que hace a las calles, tiene un sentido claro, el literario. Será esta Piura moderna parte de su nueva obra. Tras el Sueño del Celta, publicada el 2010, Vargas Llosa da algunos detalles de esa historia en la que deja de lado los recuerdos de esa ciudad antigua que conoció.

“Estoy trabajando en una novela que está parcialmente situada en la Piura moderna, en la Piura de estos días… Tiene que ver con el proceso acelerado en el que está embarcado el Perú… Piura es una ciudad moderna, pujante”, adelanta, al referirse al desarrollo económico del país que es bien visto en el exterior y que ha beneficiado a la región.

Lituma, el sargento de la Guardia Civil, y personaje piurano reconocido porque interviene en varias de sus obras, más allá del protagonismo de “Lituma en los Andes”, también retornará al escenario en esta nueva obra, comenta el escritor.

“He querido situar esta historia en Piura porque es una ciudad que está en proceso de vanguardia y está creciendo, está experimentando muchos cambios en lo social, económico, cultural. Se trata de incluir los problemas que trae consigo el desarrollo”, comenta”, refiere.

Recuerdos
“Estoy muy agradecido con el recibimiento que me han dado en esta tierra que me acogió desde niño”, agrega Vargas Llosa. Mira los alrededores de la ciudad y sostiene que regresa con mucha satisfacción a Piura, pero también con mucha nostalgia.

Piura es para Vargas Llosa, un punto importante en su vida literaria. Aquí descubrió su vocación literaria y obtuvo material suficiente para darle forma. Lo ha reconocido muchas veces, y ayer lo reiteró.

De esa Piura en la que vivió en 1946 y 1952 nacieron aquellas historias que se volvieron cuentos, como Los jefes, que le irían haciendo camino en el campo de la escritura. Una de sus novelas representativas -La Casa Verde- se desarrolla en Piura, y uno de los personajes que aparece en varias de sus producciones es el conocido en el campo literario de Vargas Llosa, el sargento Lituma, un piurano de la Guardia Civil, que cumple servicio en distintas ciudades del país.

A pesar de señalar que es común que las personas se aferren a los recuerdos y, personalmente, la imagen que tiene del pasado lo llena de nostalgia, dijo que “sería una locura desear que Piura no cambie, no se modernice, que vaya creando las condiciones de justicia e igualdad de oportunidades para todos… Esa es una necesidad para salir del subdesarrollo y es en lo que está el Perú”, dijo.                                            

EL ESCRITOR POLÍTICO
Minería 
El Perú es un país minero. La minería es la mayor riqueza potencial y real. Sería una especie de suicidio cerrar los ojos y no ver esa realidad. Nosotros nos vamos a seguir desarrollando, pero tenemos que recurrir a esa riqueza que encierra la naturaleza peruana. Desde luego que en el pasado la minería se ha utilizado de forma irresponsable, contaminando el medio ambiente, pero ahora es una fuente potencial para el desarrollo que debemos impulsar, teniendo en cuenta la conservación del entorno, sin perjudicar a las comunidades.

Captura de Artemio
Debe alegrarnos a todos los peruanos que queremos vivir en paz y vivir democráticamente en el respeto de nuestras ideas y opiniones. Este personaje representa una época de crímenes espantosos. La forma en la que se ha procedido a la captura es impecable. Ahora esperemos que sea juzgado con todo el peso de la ley. Representa a una experiencia que llenó de sangre y dolor al país. Esperamos sea el punto de partida del fin de grupúsculos que no están al servicio de una ideología, sino del narcotráfico.

Gobierno de Humala
El balance del gobierno de Humala es positivo. En la última elección hubo una campaña turbulenta, demagógica, se hablaba del desplome que iba a sufrir el Perú si ganaba uno o tal candidato. También que Perú podía adoptar el modelo autoritario del Comandante Chávez. Nada de eso va ocurriendo. Humala está respetando la hoja de ruta. Perú es en estos momentos uno de los gobiernos más aceptados para hacer inversión. Si sigue así, el Perú en las próximas dos gestiones dará un salto para salir del subdesarrollo.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *