A remar Piura

Por , Victor Aspillaga Alayza
Visité Piura hace unos días y he quedado ilusionado con lo que puede ser el futuro de mi deporte favorito, el Remo, en el Perú. Siempre que fui a competir a otros países me asombré de cómo a sus campeonatos nacionales llegaban clubes provenientes de las cuatro esquinas del país a buscar el primer lugar.
En el año 2001 tuve a mi primera competencia internacional: el Campeonato Argentino de Remo, cuando tenía 16 años. Luego de rondas clasificatorias contra 15 chicos de mi edad, me vi en la grilla de partida de la final contra otros cinco argentinos: Rosario Rowing Club, Club de Regatas La Plata, Club de Regatas Corrientes, Club Mendoza de Regatas, Club de Regatas Santa Fe y yo, Club de Regatas Lima.
La razón de mi asombro fue porque meses antes, me había visto en la grilla de la final del Campeonato Peruano, que sin rondas clasificatorias, tenía directamente en la final a: Club de Regatas Lima A, Club de Regatas Lima B y Club de Regatas Lima C. No era que sólo existía un solo club en todo el Perú, sino que los otros clubes de remo, todos radicados en La Punta, Callao; tenían menos remeros y no solían presentar tantos botes a competir, y menos aún en las categorías de 16 años.
¿Qué pasaba con Perú? ¿Qué acaso había lagos o porciones de aguas tranquilas en casi todo Argentina, pero en ningún lugar de Perú? (no olvidemos que en La Punta, Callao se rema en el mar, y el remo es un deporte de aguas tranquilas). Con el tiempo conocí la Laguna de Paca, en Junin; y la Albufera de Medio Mundo, en las afueras de Lima. Pero en ningún lugar encontré las facilidades y el entusiasmo que encontré en Piura con el remo. Presiento que es el comienzo del cambio, y creo que Piura puede llegar a superar a Lima en remo por las siguientes razones:
1. Piura tiene un lugar ideal para remar. La represa de Los Ejidos tiene más de 10 kilómetros de agua plana y tranquila para remar en un clima que es siempre cálido. En Lima muchas veces llegábamos a La Punta, el mar estaba bravo y no podíamos entrenar por lo que perdíamos un día de entrenamiento.

2. Piura tiene su represa en la ciudad, cerca a colegios y universidades. En Lima, al entrenar en La Punta, Callao; con el grueso de remeros viviendo en Lima, todos teníamos que entrenar en las madrugadas despertándonos a las 4am o durmiendo en el club, porque debíamos estar en el agua a las 5am, para poder remar hasta las 6:30 o 7 y luego bañarnos, desayunar y cruzar al menos una hora de tráfico para llegar cansados al trabajo a las 9am. En Piura puedes ahorrar al menos 3 horas en transporte que pueden emplearse en descansar, estudiar o trabajar.

3. En Piura, se rema en agua dulce. En Lima en agua salada, lo que hace que los botes tengan una vida media mucho más corta, dado que el agua salada daña los botes. En Lima los botes tienen que lavarse después de cada entrenamiento, mientras que en Piura pueden lavarse el fin de semana. Esto genera gastar más tiempo todos los días en lavar, y un gasto de agua y repuestos.
Para concluir, cabe señalar que es mucho más fácil aprender a remar en aguas tranquilas que en aguas movidas, en diez días que estuve en Piura vi gente que agarro la remada en lo que una persona en Lima le tomaría 3 meses. En ese sentido puedo afirmar que practicar remo en Piura es mucho más eficiente que en Lima. Y personalmente, creo que con agua buena para remar todos los días, 3 horas extra al día que no hubiese gastado en transporte, y un clima más amigable; hubiese tenido mucho mejores resultados si hubiese entrenado como remero en Piura.

(null)

(null)

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *