Como conseguir un campeón olímpico peruano

Por , Victor Aspillaga Alayza
Abogado PUCP
Representante peruano de Remo olímpico en Londres

Cada cuatro años, los peruanos se deleitan frente a su televisor con la belleza de los Juegos Olímpicos. Vemos como hombres y mujeres de distintos países se desempeñan en distintas disciplinas rozando la perfección en busca de conseguir la medalla de oro para su país. Miramos con admiración y de alguna manera con cierta decepción al no sentirnos tan involucrados en esa fiesta mundial. Lo cierto es que nos gustaría ver peruanos en el podio, y en toda la historia, sólo hemos tenido esa alegría 4 veces (en 30 JJ.OO. realizados en 120 años).
Y de nuevo, cada cuatro años se plantea la misma pregunta de por qué el Perú no está ahí, en el podio. En mi experiencia cómo participante en los últimos Juegos Olímpicos, propongo tres ideas que veo no que existen en el Perú todavía, a diferencia de otros países con éxito Olímpico.
1. Una primera idea, es convencer al país entero de los beneficios de invertir en el deporte, no sólo a efectos de conseguir medallas olímpicas, sino por los beneficios en favor de la sociedad que se pueden conseguir: a) De acuerdo a un Estudio de la Fundación Catalana por el Deporte en el año 2005, la inversión de 1 euro per cápita en Deporte, lograba generar ahorros en Salud (a 15 años) de 300 millones de euros, pues las enfermedades asociadas al sedentarismo son principalmente: coronarias, cerebrovasculares, hipertensión, diabetes, y obesidad; b) De acuerdo al documento de las Naciones Unidas “Deporte para el Desarrollo y la Paz” del año 2003, en el Reino Unido, un informe reciente mostraba que los programas deportivos en áreas con altos índices de criminalidad ayudaba a reducir la criminalidad juvenil, el vandalismo y la delincuencia y evitaba que muchos jóvenes reincidieran; y c) de la misma manera el mismo documento señalaba que en los Estados Unidos, la investigación muestra que la participación con regularidad en actividades deportivas está correlacionado con niñas menos activas sexualmente, con menores índices de embarazo en adolescentes y mejor rendimiento académico. Involucrando a más personas se encuentran más talentos naturales.

2. Una segunda idea, que va de la mano con la primera, es que el Estado haga realidad iniciativas como el proyecto de ley presentado por la congresista Leyla Chihuán, denominado “Ley del Mecenazgo y Promoción Deportiva”, que persigue otorgar beneficios tributarios a las empresas que inviertan en el deporte mediante infraestructura deportiva, auspicio a deportistas e investigación. De ésta manera, las empresas apoyarán económicamente a los deportistas no sólo logrando un beneficio tributario, si no ganando el cariño y agradecimiento de la gente a su marca por el hecho de conseguir una alegría para el país semejante a lo que puede significar una medalla olímpica. Subvencionando el profesionalismo de los deportista en edad olímpica, se logra competir de igual a igual con los demás países.

3. Y finalmente, como tercera idea, enfocándonos en la formación completa del deportista, está el involucrar a los Colegios y Universidades. En los Estados Unidos existen programas deportivos en todas las universidades del país, que suelen disputarse a los mejores deportistas recién salidos de los colegios otorgando becas deportivas (independientemente de las notas mínimas exigidas en sus exámenes de admisión), esto genera un incentivo de los alumnos a hacer deporte y tener una vida sana a efectos de subsidiar su educación. De la misma manera, deben existir programas de reinserción laboral para los deportistas de nivel olímpico, dado que estos deben dedicarse a tiempo completo a efectos de alcanzar esa perfección que admiramos cada cuatro años y se dedican de dos a tres ciclos olímpicos a alcanzar estos resultados (de 8 a 12 años en los que viven concentrados y subvencionados por la empresa privada y el Estado, en un escenario ideal). Educando al deportista olímpico y luego a ayudándolo a reinsertarse, se logra dar la seguridad al deportista olímpico de no estar echando a perder su futuro al dedicarse a luchar por una medalla olímpica
En resumen, está claro que no todo deportista llega a ser Olímpico, pero iniciar todo este movimiento logrará aumentar la cantidad de “aspirantes” y conseguirá beneficios colaterales importantísimos al reducir gastos estatales en salud, disminuir la delincuencia, e incentivar el acceso a la educación de la mano del deporte. Se crea una cadena de incentivos positivos que puede terminar coronándose con conseguir una medalla de oro Olímpica para el Perú.

(null)

También te podría gustar...

2 Respuestas

  1. Erick Lombardi dice:

    La idea es muy buena, yo creo que si se diera los resultados se darian en mas o menos 8 años, porque creo que en 4, nadie forma a un deportista de talla olimpica, pero esa es la parte practica o de campo, vayamos a la genesis del problema y creo que a partir de aqui no solo cambiaremos las cosas hasta ahora mostradas si no que le dara un aire fresco y de renovacion, primero tenemos que cerrar el IPD y crear el ministerio del deporte, con un responsable politico, alguien que realmente de la cara ademas de explicaciones cuando se las requiera, continuando con ello, la recuperacion de los recintos dados a prestamo o concesion , pertecientes al IPD, reduccion de personal administrativo, no es posible que casi el %50 se vaya en pagos de personal administrativo, mientrs que los entrenadores trabajan fuera del marco legal, ninguno tiene contrato o algun documento que certifique el vinculo entre IPD y entrenador, seguro social para todos aquelllos involucrados en el desarrollo del deporte, alimentacion basada en la necesidad segun la planificacion hecha por un verdadero equipo deportivo, no hablo de clubes, hablo de la DINADAF, vestimenta acorde, transporte para los talentos, becas y reconocimiento real, pension al pasar su vida competitiva, reduccion de impuestos para los que representen a su patria. entonces una ves tomadas estas primeras medidas, el panorama cambiara. luego alli vendran las reformas y mejoramientos de una verdadera politica deportiva peruana, mientras tanto solo les seguiremos dando dinero al personal administrativo dizque para mejorar el deporte, continuando asi la gran estafa a mi bello Peru, dando como resultado y creo que no soy el unico en lavantar mi voz de protesta y decir las cosas como son.

  2. Evert Ampuero Albarracín dice:

    De acuerdo con tu apreciación Víctor…!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *