Se nos viene un mundo sin Dios

Por, Mapache

Todos somos ateos con respecto la mayoría de los cientos de dioses que nos hemos venido inventando desde que comenzamos a tratar de explicar la creación del universo como homo sapiens. Hoy la mayoría de los que no nacimos ni en la China ni en Rusia, nos albergamos en nuestra fe para mantener que existe un Dios; y dependiendo del profeta principal de la religión en la cual fuimos inculcados lo llamamos, Jehová, Shiva, Alá etc.

Pienso que todos comprendemos que nuestra fe se basa en la ruleta del azar de la vida; si hubiésemos nacido en al tiempo del imperio Romano o en el actual Afganistán, nuestro Dios sería Zeus o Alá, respectivamente. En este continente a casi todos nos inculcaron que Jesús es el hijo del verdadero Dios, y que solo por el camino cristiano se alcanza la vida eterna en el cielo.

Pero la realidad es que en la actualidad está aumentando vertiginosamente la cantidad de personas—casi el 100% de los científicos— que en el fondo no creen que existe un Dios que lo sabe todo, que lo puede todo , que nos escucha, nos observa constantemente, y que nos castiga y nos premia a su antojo.

Según los evangelios Jesús dijo que estará con nosotros “hasta el fin del Edad”, y la Edad de Piscis que comenzó en el año cero termina en 2050. Al paso que vamos, falta poco para que todos nos tengamos que preguntar si tenemos consciencia propia del bien y el mal. O, si somos justos, caritativos y escogemos el bien porque creemos que si no lo hacemos nos podría castigar el Dios de nosotros con el fuego eterno del infierno. Lo cual sería igual a tener callos en el alma.

O, como será pues…

(null)

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *