La rentabilidad de la pasión

por, José Contreras

Resulta que la semana pasada estuve brindando las siguientes charlas y capacitaciones:

Lunes: Taller de Introducción al Neuromarketing
Miércoles: Conferencia Redes Sociales e Internet
Miércoles: Desarrollo de Emprendedores
Jueves: Redes Sociales y Elecciones Democráticas
Viernes: Capacitación en Web Analytics
Viernes: Taller de Neuromarketing Aplicado
Y esta semana estuve brindando similar número de conferencias y talleres. ¿Porque? Simplemente porque me apasionan estos temas. Siempre resulto hablando de Marketing Digital y Entendimiento de los Clientes sin que me lo pregunten ¿entonces porque no volverlo una actividad que represente rentabilidad?

Prácticamente ya no tengo que ir a pedir espacios para conversar, las universidades y organizaciones que promueven la capacitación buscan que les acompañe. ¿Que gano con hacer esto? Seguir avanzando como experto en los temas que me apasionan y que luego empiecen a venir Leads.

part-time-full-time-businessimage

Pero también hago lo que hago porque creo que falta mucho por aprender en los temas de Marketing Digital y Entendimiento del Consumidor. Al final mientras más personas estén preparadas en estos temas, el sector se fortalece y esto es algo que nos beneficia a todos. Allí esta la rentabilidad de la pasión: posicionamiento como experto, adquisición de leads y aporte social a la comunidad.

A veces es cansado tratar de cumplir con todos los compromisos, pero también es muy satisfactorio tener plena conciencia que con cada taller, cada charla, cada conferencia en cada país en el que estoy, más personas empiezan a cuestionarse sobre como hacer una mejor comunicación digital y entender de mejor forma a sus consumidores. Por eso es que me he especializado en Neuromarketing y Comunicación en Medios Digitales, por eso es que sigo leyendo, sigo trabajando, sigo experimentando… porque nada esta escrito en estos ámbitos y la mejora constante se ha vuelto una realidad del día a día en mi vida.

Estoy a cargo de una empresa que quizá no brilla por sus estados financieros, pero más allá del dinero (que habrían otras formas más sencillas de conseguirlas) se que brillamos en lo más importante: ser trascendentales.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *