La tragedia de Paita

Tomado del blog cachemasfritas.blospot.com

 

Lo que ocurre en Paita es una tragedia. Es como si los paiteños estuvieran en coma. Ciegos ante la destrucción sistemática de su memoria.

Un pueblo valiente que enfrentó con un coraje legendario más de 10 ataques piratas y pagó con sangre y fuego la devastadora expedición chilena de Patricio Lynch, hoy permanece impávido, inconmovible frente al ataque del tiempo, la indiferencia y el olvido.

Paita aún conserva en pie, aunque con mucha dificultad, los más bellos balcones y casonas coloniales y republicanas del norte del Perú. Su centro histórico alberga verdaderas joyas arquitectónicas. La antigua Aduana, por ejemplo, es única en su especie. No hay otro edificio en un puerto peruano que nos pueda contar una historia tan asombrosa como la de Paita. Los sombreros de paja toquilla de Catacaos de Don Calixto Romero, el patriarca de una de las fortunas más grandes en nuestro país, era despachado desde aquí, y desde aquí también salieron una incalculable cantidad de productos de nuestra tierra que fueron y son el sustento de la economía piurana.

La vieja iglesia de la Merced está a punto de colapsar. Es el templo más antiguo del puerto y de lejos el más valioso en cuanto a su arquitectura e historia. Este fue el primer hogar de la Virgen de la Mercedes y la primera semilla de una devoción sin límites. Se desploma en la cara de las autoridades municipales, se cae a pedazos en las narices de todo el puerto, en silencio, nadie puede ver, o mejor dicho nadie quiere ver, pasan por el costado del muerto y nadie se conmueve, la indiferencia es bárbara, es peor que el salitre o las polillas, es un desgaste que corroe el alma, las raíces, la vida misma.

Paita ha modernizado su puerto y a la fecha se han invertido cientos de millones de dólares en la repotenciación de las instalaciones de Terminales Portuarios Euroandinos. No se ha invertido un dólar en la puesta en valor de la casa de la libertadora del libertador Simón Bolívar, doña Manuela Sáenz. La Caja Municipal de Paita ni siquiera puede restaurar la casona de su propiedad en plena Plaza de Armas. La compañía de Bomberos de Paita que es la primera fundada en el Perú no refleja su importancia, no puede contar su historia, sus hazañas, sus proezas.
Recuperar el centro histórico de Paita no es un sueño romántico o una fumada de 4 intelectuales de escritorio. Más bien es la oportunidad de cambiarle la vida a la gente más pobre que vive aquí. Esto no es una utopía, otros lugares ya lo han hecho y con todos los mejores resultados. Cartagena de Indias en Colombia, Guayaquil en Ecuador, Pamaná antigua en Panama, son solo algunos ejemplos de una gestión inteligente y responsable del Patrimonio Cultural. La autoridades y vecinos de estos lugares se han dado cuenta que el turismo es la actividad productiva más provechosa que existe en el planeta. ¿Se imaginan si los miles de turistas que llegan en crucero a Paita todos los años no se quedaran a bordo y bajaran a tierra?. Cuantos artesanos, tiendas, restaurantes, bares, empresas de transportes, guías turísticos se verían beneficiados. No hace falta ser un gran estadista para darse cuenta que el futuro de Paita no solamente respira en la riqueza de su mar sino también en su emocionante historia, en aquellos monumentos que como fotografías del pasado nos recuerdan el grandioso legado de nuestros ancestros. Espero que este año los paiteños y los piuranos despierten y no permitan ni un solo día más que su herencia cultural se pierda para siempre.

También te podría gustar...

3 Respuestas

  1. gelimer garcia sears dice:

    Mi querido Pancho,cuanta verdad dices en tu comentario,somos un puerto con historia,pero q se ha quedado dormido en el tiempo ,¿ a quien le hechamos la culpa de esta situación’ ?, creo todos somos responsables en principio las autoridades quienes mal nos representan y nosotros x elegirlas.Me pregunto sin en Paita tenemos lideres q sean capaces de conducir hacia un cambio de su situación en todos los aspectos.Paradojicamente acabo de ver una película titulada en el puerto,
    x cierto muy humilde y me dije mejor Paita se hubiese quedado asi,sin corrupcion,sin delincuencia,sin drogadicción.sin prostitución sin toda esa LACRA q atenta contra el bienestar de PAITA y de los paiteños.Miro el pasado y recfuerdo la limpieza de las aguas de su mar,la abundancia de peces y la facilidad con qa ibamos a pescar con cordel al muelle y picaba,cuando no habia preocupación de cerfrar las puertas ni caminar con el temor de ser asaltado,mucho menos herido o muerto,cosa q hoy día es común.A propósito en q se beneficia nuestra tierra con ese gran y hermoso muelle. Hasta la próxima.

  2. JULIO DIAZ SOLANO dice:

    buena información

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *