Rosa María Palacios sobre PPK

Tomado del blog rosamariapalacios.pe

 

Lo primero, su edad. PPK nació el 3 de octubre de 1938. Tendrá 77 años el 28 de julio del 2016 y 82 años al terminar su periodo. Goza de buena salud, hace deporte, se acuesta temprano, no fuma y jamás comete excesos al comer o beber. Nadie puede asegurar que no pueda terminar su mandato pero sus Vice Presidentes serán escrupulosamente escudriñados por la prensa, porque en caso de la tragedia, que nadie desea, ellos asumirán la Presidencia.

El otro tema con la edad es la capacidad intelectual y física. Estas disminuyen, inevitablemente con el paso del tiempo. ¿Puede asegurar PPK que ese deterioro no existe? Lo que podría bajar el tono a este tema sensible es un “full disclousure” de su historia médica y la promesa de chequeos médicos anuales públicos. Abrir la intimidad de la historia médica por propia voluntad es habitual en las últimas campañas en los Estados Unidos. No creo que esa práctica sorprenda a PPK.

Lo segundo es la riqueza. PPK no fue un rico heredero. Por el contrario, tuvo que ganar sus becas para estudiar. Pero si es un hombre lo suficientemente hábil e inteligente para construir su propia fortuna. Así lo hizo, básicamente en Estados Unidos. Ser rico no es pecado político, pero hay que tener cuidado con varios factores. Lo primero, no ser falso. Mentir en esto es perder la carrera política. De verdad, ¿cuan rico es PPK? ¿En cuanto calcula él monto total de su fortuna? Si lo dice con total naturalidad y sin vergüenza alguna, se ganará el apoyo popular. Pero si evade estas preguntas o quiere cambiar su imagen a la de un hombre sin mayores recursos, va muerto. Tiene que ser quién es.

Lo tercereo es el pasaporte. Como todos sabemos PPK tiene nacionalidad peruana y estadounidense. Eso esta permitido por la Constitución del Perú y es la situación de cientos de miles de peruanos aquí y alrededor del mundo. Casado con una mujer nacional de los Estados Unidos, y trabajando tantos años allá, obtuvo la ciudadanía con facilidad. Para una persona que tiene propiedades y patrimonio en los Estados Unidos es muy cómodo por razones tributarias, comerciales y hasta migratorias tener el famoso pasaporte.

PPK ha asegurado que renunciará a ser nacional de los Estados Unidos si es elegido Presidente. Dice además que el costo económico de esta decisión es muy cara para él por razones tributarias y esta buscando un camino.

Nuestro país, después de Fujimori, quedo escaldado de Presidentes con doble nacionalidad. Si embargo, si uno revisa los gabinetes desde el 2000 a la fecha, verá que los Ministros no se hacen problema al tener dos pasaportes. En el caso de PPK se entiende la comodidad, pero no se entiende que el tema siga pendiente. Ningún peruano quiere ser gobernado por un gringo o un japonés. Quiere ser gobernado por un peruano. Ese asunto tiene que ser tratado con toda honestidad y limpieza en la campaña. Si ganará y no cumple, podría ser hasta vacado por incapacidad moral.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *