El debate de la reforma electoral llegará a las portadas?

Por, Francisco Belainde Matossian

Francisco belaunde.lamula.pe

  
FRANCISCO BELAUNDE MATOSSIAN I DIÁLOGOS DE PAZ

PUBLICADO: HACE 1 HORA  

    

No sólo los políticos deben ser coherentes. También los medios. No pueden contentarse con meramente poblar sus portadas con denuncias contra los dirigentes políticos por el financiamiento irregular de sus respectivas campañas o por presuntos actos de corrupción. Es importante también que pongan sus reflectores sobre el debate actualmente en curso en torno a la urgente necesidad de que el Congreso adopte reformas que permitan reducir al máximo las posibilidades de que, con ocasión de los próximos comicios, se repitan actos como los que ahora denuncian.  
El país no puede quedarse inerte ante la perspectiva de que dinero sucio penetre aún más la vida política. Es inconcebible, entre otros aspectos, que no se sancione adecuadamente la falta de información o las declaraciones falsas sobre los financiamientos recibidos por los partidos y candidatos. Ello, además, de todo lo que concierne al fortalecimiento de los partidos a través de la obligatoriedad de la democracia interna y la eliminación del voto preferencial.
Ante la falta de voluntad que, en demasiados casos, se observa entre los parlamentarios para, no sólo debatir, sino aprobar las normas correctivas, los medios tienen que usar sus portadas y principales espacios radiales y televisivos para alertar y mantener movilizada a la opinión pública en los días y semanas por venir. Para utilizar una palabra de moda, hay que poner realmente el tema en agenda, más allá de los editoriales, las columnas y las discusiones en las redes, que, está visto, son insuficientes para hacer que las cosas ocurran cuando hay una fuerte resistencia de los políticos.
Sería gravísimo que la situación siga como está, pues es obvio que la colonización del tejido institucional por el crimen organizado se extendería aún más, poniendo en serio riesgo nuestro sistema democrático, amén, claro, de acentuar la inseguridad.
No hay tiempo ni portadas que perder, señores de los medios. Hay que actuar ya.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *