La pesadilla de Cassandra

Por Carlos García Granthom

  Me topé con ella en el lobby del hotel, en solo diez minutos compartimos nombres, desayuno y pesadillas; “Estamos alimentando al monstruo- me dijo ella – no te das cuenta? Las siguientes frases fueron escribiéndose sobre el pan del día con tinta de olor a café, una a sucesión de la otra, hasta completar el apocalíptico guion de sus miedos:
– Estamos Cuantificando capacidades de absorción de CO2, ya se están desarrollando Drones que hagan mediciones de monitoreo muy precisas. Lo que puede ser cuantificado, puede ser, y será, vendido. Estamos vendiendo Bonos de Carbono, ergo alguien los esta comprando. Si hay un mercado, este puede ser optimizado… mejorado… sujeto de reingeniería…
Fue en este punto de la conversación que su pesadilla empezó a tomar forma en mi mente, solo cruzamos una mirada y no vi la luz, literalmente hablando, vi la obscuridad; lo entendí todo en ese instante; Arboles modificados genéticamente para secuestrar mayor cantidad de CO2 de la atmosfera… La mesa está servida, la vajilla es de plata, solo falta que el monstruo venga a cenar. El menú: Bio diversidad, bosques naturales, la tierra toda!    

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *